Las claves para mejorar el Picking de una empresa

2019-10-23 Noticias

El picking se refiere a una de las principales tareas de logística: el proceso en el que se preparan los productos de una tienda para ser enviados. Supone un paso fundamental dentro de la cadena de suministro y por ello, la preparación de pedidos en el almacén de logística puede en ocasiones ser un verdadero desafío.

Es el momento en que el operador de un almacén recoge los artículos de un pedido. Después, deberá preparar el paquete para que se envíe a su destinatario final. Y al igual que en el resto de los procesos logísticos, debe ser una fase que se lleve a cabo con eficacia y sobre todo, con rapidez.

A la hora de optimizar el picking, es importante tener en cuenta estos tres elementos esenciales:

Disponer de un sistema interno para realizar los pedidos al almacén. Esto significa que el lugar donde estén almacenados los productos debe estar segmentado por zonas, por tipo de material o por cualquier tipo de división que haga más fácil su localización.

Es importante en este sentido que los productos estén identificados mediante letras, números, colores, etc. Aunque para que la gestión del picking sea realmente eficaz, muchas empresas utilizan sistemas tecnológicos que permiten la automatización de las tareas y, como consecuencia, un mayor control de las mercancías.

Un almacén bien estructurado. Es fundamental aprovechar adecuadamente cada espacio, cada estantería. Esto permitirá tener un rápido acceso al inventario y reducir el tiempo de búsqueda, selección y elección de los productos.

Verificación de los materiales. Después de elegirlos, el proceso de preparación del pedido debe incluir una serie de aspectos esenciales que deberán ser revisados, como el embalaje, el número de serie, el estado del producto y su etiquetado.

Los servicios para picking de Logistock permiten preparar los pedidos por unidad de un modo automatizado, para recoger todos los artículos, agruparlos y prepararlos de forma eficaz para que posteriormente sean enviados a su destino.

Las tareas que llevan a cabo cubren todas las fases de este proceso, como:

👉🏻 Paletización de la mercancía: los productos se depositan en palets para un almacenaje eficiente y para su posterior transporte. Es el modo de conseguir que la manipulación de la mercancía sea más sencilla, y además se rentabilizan los tiempos de carga y descarga.

👉🏻 Embalaje y etiquetaje: los productos se embalan de manera temporal y se etiquetan. Con estos dos procedimientos, no solo se protege la mercancía, sino que además se permite tener un acceso más inmediato a toda la información relevante. De esto modo, los procesos se agilizan y su gestión es mucho más eficiente.

👉🏻 Elaboración del packing list: es una lista, destinada al transportista, que contiene todos los elementos incluidos en el paquete. Es un documento obligatorio de cara a que los paquetes pasen los trámites aduaneros y sirve además como comprobante a la hora de la llegada a almacenes.

👉🏻 Carga de las mercancías: es el último paso de los servicios de Logistock. Sus profesionales se encargarán de cargar los productos de cada pedido en los medios de transporte que se emplearán para su posterior distribución.

Ordenamos, cuidamos, guardamos y entregamos tus productos