Logistíca 4.0: Cómo el Big Data puede transformar la eficiencia de una empresa logística

2017-08-07 Noticias

Dirección de entrega, remitente, contenido, horario de preferencia… Son sólo algunos de los datos que se generan en una operación logística. De hecho, resulta realmente difícil encontrar otro sector empresarial que genere y desarrolle el elevado volumen de información de la industria logística. 

Se calcula que sólo en los dos últimos años, desde 2015, se han generado y almacenado más datos que en toda la Historia de la Humanidad. Esto es el Big Data: la gestión y análisis de una infinitud de datos que, con el tratamiento y análisis correcto, son aplicables a la mejora y desarrollo de ámbitos tradicionales como la medicina, la economía…, y sí, también la logística. 
 
A pesar de que son muchas las oportunidades y ventajas competitivas que puede atorgar la correcta implementación del Big Data en logística, no está siendo la tendencia imperante en el sector, según se concluyó en unas recientes jornadas organizadas por la Universidad Internacional de La Rioja (UNIR). ¿La razón? La inadecuada o errónea gestión de la información al alcance, derivada de la falta de herramientas y software por parte de las compañías logísticas. 
 
Ante este escenario, es evidente que hay un claro reto para la industria logística: la conversión de los datos (información) en conocimiento. Sólo así, y en el contexto actual y futuro, será posible ganar en competitividad, eficacia y satisfacción del cliente. Valga como ejemplo estas cifras. Si tenemos en cuenta que el sector logístico (movilidad, transporte, almacenamiento…) representa el 15% del PIB de la UE, estudios comunitarios estiman que el uso correcto del Big Data conllevaría un ahorro de combustible y tiempo en torno a 450 millones de euros a nivel global.

Oportunidades del Big Data en la logística

 
Junto al desafío del e-commerce, fenómeno sectorial del que ya hablamos en otro artículo, la logística 4.0 y la consiguiente aplicación del Big Data en la logística son los otros principales retos a los que se enfrenta el sector en los próximos años. Por ello, la aplicación de la tecnología correcta permitiría la obtención de información y datos precisos para desarrollar las estrategias adecuadas para el crecimiento y rentabilidad de la empresa. 
 
Sabemos que el desarrollo del Big Data en la logística es clave para el análisis de todos aquellos datos generados durante el proceso logístico. Aunque el almacenamiento de datos no es un proceso inhabitual en la cadena de suministros de una empresa logística, la gestión y el análisis de los mismos puede repercutir en el diseño de rutas, el ahorro en determinadas etapas del proceso, etc. Veamos algunos ejemplos del Big Data cuando se aplica a logística. 
 

¿Cuáles son las ventajas competitivas?


Optimizar recursos y presupuestos

La aplicación del Big Data en logística es una herramienta imprescindible para que nuestra empresa se avance al volumen de mercancías en determinadas épocas (vacaciones, festividades, etc). Este hecho, no sólo ayudar a planificar estrategias, sino también a optimizar los recursos de personal e infraestructura de los que necesitaríamos.

Incrementar la eficacia de cada etapa


Actualmente, durante todo el proceso logístico se generan indicadores que nos permiten desarrollar alertas sobre los outputs e inputs de cada etapa. Con el uso del Big Data y su consiguiente análisis, será posible tener acceso a una hoja de ruta de calidad y conocer cuáles son nuestras ventajas competitivas y en qué aspectos debemos mejorar. 

Mejores rutas de transporte


En el blog de Logistock ya hemos hablado del reto de la última milla. Si tenemos en cuenta que el Big Data nos ofrece la posibilidad de conocer el tiempo real de entrega en función del tráfico del momento, de la preferencia de los usuarios por uno u otro horario de entrega… ¿Alguien puede negar su repercusión a la hora de planificar rutas optimizadas y más eficientes? 

Mayor confianza del cliente


La actualización en tiempo real de los datos referentes al estado del tráfico son claves para la predicción del momento el que el cliente recibirá la mercancía. Cuando el cliente ha realizado una petición del momento exacto el que desea que se efectúe la entrega de su pedido y nuestra empresa puede responder con total exactitud, no hay duda de que repercutirá en la mejor valoración y satisfacción del usuario. Por otra parte, la aplicación de esta avanzada tecnología también nos proporciona datos sobre sus preferencias de consumo o hábitos de vida

Tras este análisis explicativo de las diversas aplicaciones del Big Data en el sector de la logística, es indudable su importancia a la hora de planificar estratégicamente y tomar decisiones en nuestra empresa. Una eficacia que también será clave cuando se trate de minimizar las incertidumbres del sector. Como contrapartida, el debate sobre la protección de datos que argumentan los más reacios a su aplicación en el mundo empresarial.

Y tu, adentrarás tu empresa en el que ya es conocido como “el petróleo del siglo XXI”’?